A los internautas en general nos encanta mirarnos el ombligo. Nos queremos mucho, o al menos nos queremos lo suficiente como para quemar los motores de búsqueda intentando averigüar qué se dice de nosotros en la Red, o en el peor de los casos, a ver si se dice algo. Y cada vez más. Eso es lo que se desprende de una reciente encuesta del centro estadounidense Pew:

“El 47% de los internautas ha buscado su nombre para saber qué se puede saber de ellos en la red, un aumento considerable frente al 22% registrado en 2002”.

Y ustedes dirán, bueno, sólo la mitad. Y es cierto. Sólo me refería a los bloggers, el 53% restante no sé quiénes serán 😀

Share