¿Dónde está Puppy?

No hay dolor más grande que perder una mascota, ahora que succionarla debe de ser mucho peor. Y pensar que tenía a Wally por un pringado.

Vía: Cuando calienta el blog

Share