Como su nombre indica se trata de un reto para descubrir hasta cuanto se puede pagar por un anuncio en Internet en nuestro país. El primer anuncio se vendió por 1 euro, el segundo por 2 euros y así sucesivamente cada anuncio multiplica por dos el precio del anterior”.

Share