Por esas cosas del copyleft, reparé en mi agregador en una nota de Pixel y Dixel sobre un documental acerca del copyleft. Por esas cosas del copyleft, supe que la información provenía de Antonio Delgado. Por esas cosas del copyleft, decidí echarle un vistazo al vídeo y quedé encantando. Por esas cosas del copyleft, me fui enamorando poco a poco de la canción que sirve de hilo conductor. Por esas cosas del copyleft, descubrí que el grupo se llamaba Canteca de Macao y que había hecho mella en mi amplio caudal de deseos musicales. Por esas cosas del copyleft decidí buscar en Google y encontré una página oficial desde la que podías descargarte el disco completo (registro mediante). Por esas cosas del copyleft me lo bajé de inmediato en busca de la canción que me había atrapado. Y descubrí otras 13 impresionantes. Por esas cosas del copyleft me he pasado una noche increíble junto a mi pareja, repasando uno a uno cada uno de los temas. Por esas cosas del copyleft, me he vuelto un adepto a Canteca de Macao. Por esas cosas del copyleft pienso ir mañana mismo a El Corte Inglés a la caza y captura del CD. No sé si estará y tampoco sé si me importa demasiado. La cosa es que pueden contar conmigo para lo que sea: un concierto, un post, la compra de un CD o un DVD. Que cada cual disponga. Por esas cosas del copyleft he descubierto un grupo y una voz gloriosa que probablemente jamás habría descubierto a través de los canales comerciales.

Lo siento si en esta ocasión no he pasado por el yugo del canon, ni por el de la SGAE. Soy un pirata empedernido, lo sé. Pero es que, en ocasiones como ésta, siento más que nunca, que más allá de la relación directa entre el creador y el consumidor todo es basura, todo es obstáculo, todo es frontera.

Ahora sé que aquellos 15 años que dediqué a la música sin mayor contraprestación, de casas de la cultura a asociaciones de vecinos, con el sentimiento y la comunicación por bandera, tenían un nombre y un sentido. Hoy, desde mi posición de blogger y empedernido defensor de la cultura libre, me reafirmo en lo básico: el sentimiento es el motor que mueve el mundo. Todo lo que pretenda situarse en medio debe ser lo suficientemente valioso y sensible como para merecer algo la pena.

Gracias, Canteca. Excelente música. Libre, viva y consecuente. Felicidades, las que me dan.

La canción: Romance de un sentir

El vídeo: Bellas

El grupo: Canteca de Macao (un poco meno de Flash en la web sería un puntazo)

Share