“Mohamed Zaidi no podía creerlo por muchas veces que lo leía. La contraseña de acceso facilitada por su nueva compañía de Internet era “sucio árabe”. Así, como suena y como se lee, pero en francés y junto, ‘salearabe’. Esta surrealista historia procede de Francia, tiene como protagonista a un hombre de origen marroquí de 39 años y como responsable a la empresa Orange”.

Vistos los precedentes, ¿qué será lo próximo?: ¿’pendejo electrónico’?

Fuente: elmundo.es

Vía: La Brújula Verde

Share