Mangas Verdes, tal cual es

Sí, no hemos podido resistirlo. Somos así. No hemos aguantado ni 24 horas sin comentarios de texto. Así que volvemos a abrirlos y, como en el cierre, tampoco vamos a intentar sentar cátedra ni recurrir a justificaciones más o menos o trascendentes. ¡Nos mola cantidubi la ‘conversación’! Y punto. Más que nada, porque eso de hablar sólo dicen que es de iluminados o autosuficientes. Y no, por ahí no pasamos.

Efectivamente, no ha sido más que una inocentada. Una bromita casi improvisada para este 28 de diciembre que se nos va (en la Península casi que ya se habrá ido). Los comentarios siguen por aquí como siempre, listos para compartir con todo aquel que quiera. Seguiremos soportando estoicamente piropos, trolls y spammers varios. Nadie me obligó a montar un blog, así que lo asumo con todas sus consecuencias.

Muchas gracias a todos por su comprensión y por su complicidad: a aquellos que se dieron cuenta de inmediato, a los que nos incluyeron en sus listas de bromitas del día, a los que esbozaron una sonrisa y a los que mascullaron algo así como “¿será enterao”?, pero especialmente a los amigos que no se percataron de entrada del jueguito que me traía entre manos y hasta dejaron testimonio con su mensaje de voz o hicieron referencia en sus blogs. A ellos, mil perdones si se sintieron burlados, pero nada más lejos de mi intención.

Ha sido un día muy divertido, con mucha eclosión de ideas en la blogosfera y, como es habitual, con alguna que otra bajeza propia de la blogmiseria y del blogsectarismo. Pero de eso pasamos como de la ausencia de comentarios. Bienvenidos todos otra vez, bienvenidas todas las voces y pensamientos (he dicho pensamientos, no mala baba ni insultos). Los comentarios están aquí para quedarse… ¡espero! 😀

(La imagen fue generada por la gente de Arte Webs cuando el blog aún tenía comentarios. No tiene mucho que ver, pero es que queríamos recordarnos tal como éramos… y somos).

¿Los comentarios de voz? Pues aún como que no.

Share