“Manifestamos nuestro más enérgico desacuerdo al apoyo, por lo demás innecesario, de nuestro Grupo Parlamentario a los Presupuestos Generales del Estado para 2008, así como al mantenimiento del Canon Digital, un instrumento que contradice el programa de IU por, entre otras cosas, penalizar a quienes tienen menor nivel de renta, ponerse en manos de una sociedad privada y discriminar en gran medida a los artistas menos conocidos y a las manifestaciones culturales alternativas”.

La cosa está que arde en Izquierda Unida. ¿Puede la política de pactos atentar contra las ideologías? Ellos tienen claro que no, y para los de IU lo del canon, sencillamente, no tiene nombre. Cómo han cambiado los tiempos. Y cómo nos alegramos.

Si en todos los partidos se cocieran estas habas…

Share