“Investigadores del Instituto Max Planck para Ciencias Humanas Cognoscitivas y Cerebrales de Leipzig (Alemania) han encontrado un factor genético que afecta a nuestra capacidad para aprender de los errores. Los científicos han descubierto que los hombres que sufren la mutación genética A1, que reduce la cantidad de dopamina D2 en el cerebro, son menos dados al estudio y a evitar repetir errores que el resto. Este descubrimiento puede ayudarnos a comprender las causas de los comportamientos adictivos y compulsivos”.

Pues nada, que la noche va hoy de ciencia. Y eso que ya sé que publicar posts muy seguidos sobre una misma temática es un error… Ups. Mutado que estoy.

Fuente: Tfot

Vía: Slashdot

Share