“Todos sabemos que los marcianos existen. Miden unos cuatro centímetros, son de color verde ceniza y salen a pasear entre las rocas de Marte a la espera de ser enfocados por una cámara de la Nasa para posar en actitud distraída (…)

Aquellos que niegan su existencia están anclados en la ignorancia. Y suelen abstenerse de votar en casi todas las elecciones”.

No hay duda. Esto sólo puede deberse a una invasión extraterrestre. El misterio de los puntos suspensivos queda desvelado en mi artículo de los lunes en ‘Canarias7’.

Share