El organismo que controla el tema de los dominios web, la Icann, está harto de su dependencia de EEUU. Así que solicita, como ya lo hizo anteriormente, el divorcio del país del que hasta ahora ha dependido. Creo que ganaríamos todos si esto no estuviese mediatizado por ningún país (vía Maestros del Web).

Share