La RAE define ‘panóptico‘ como un edificio “construido de modo que toda su parte interior se pueda ver desde un solo punto”. Y en los distritos rurales de Blackburn, Burnley, Pendle y Rossendale, en East Lancashire (Inglaterra) han elevado esta premisa a grado de arte. Todo un conjunto de construcciones futuristas, conocidas genéricamente como The Panopticons, adornan los paisajes de esta tierra ya de por sí mágica y misteriosa.

Cuatro son las esculturas que presiden los respectivos distritos: ‘The Atom’ (Pendle), ‘Colourfields’ (Blackburn), ‘Halo’ (Rossendale) y la que podemos ver en el vídeo, el estremecedor ‘Singing Ringing Tree’, un árbol que nos canta según la partitura que va dibujando el viento. Si en el vídeo ya impresiona, me imagino qué se podrá sentir ‘in situ’.

Share