Seguro que alguna vez te habrás quedado boquiabierto con esas competiciones de derribo de fichas de dominó en cascada a la búsqueda de un récord Guiness. Pues bien, ¿te lo imaginas en un supermercado? Aún más sorprendente, ¿con carritos, palés y productos del supermercado? Pues esto es lo que ha hecho un grupo de trabajadores que prefieren mantener el anonimato (de lo que se deduce que el jefe no estaba entre ellos) en torno al día de Navidad en… ¿Francia?

Hay varios fallos y unos cuantos saltos por cambios de cámara, pero con todo resulta impresionante. Aseguran que ningún producto fue dañado, y casi que nos lo vamos a creer. Eso sí, seguro que montarlo costó lo suyo. Pero recogerlo tuvo que ser brutal.

Share