No, no me he quedado dormido sobre el teclado. El titular es una recreación de la última gran pifia de Windows Vista: una actualización necesaria como paso previo a la instalación del Service Pack 1 de este nuevo sistema operativo que está provocando numerosos quebraderos de cabeza a los usuarios, ya que un error hace que, en algún momento durante el proceso de actualización, el ordenador comience a reiniciarse una, dos, tres veces, y así hasta el infinito.

La solución, muy mona: reinstalar Vista desde cero. O eso, o aprovechar algunos de los puntos de restauración que tengas, siempre y cuando te deje el proceso de actualización.

Y tú, ¿aún no te has operado de la Vista? 😀

Vía: Abadía Digital

Share