Dos perlas de la entrevista a Óscar Santana, delegado territorial de la SGAE en Canarias, en La Opinión:

1. La SGAE es una ONG, o casi

“- Cómo se hace el reparto de ganancias de la SGAE, ¿se distribuyen los beneficios en función de las ventas de cada uno?

– Los sistemas de reparto de la SGAE están fijados por ley, o sea, nosotros no somos una sociedad mercantil somos una asociación y estamos inscritos en el registro de asociaciones, en el mismo registro que una ONG. Y como somos una entidad sin ánimo de lucro tenemos una fiscalización del Ministerio de Hacienda y nuestro reparto tiene que estar acreditado”.

Sin embargo, la realidad dice todo lo contrario.

2. Tener un aparato presupone que se escucha música de la SGAE

“- Cuando un responsable de zona de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) se acerca a un determinado local para ver qué aparatos de reproducción posee, ¿también se comprueba o se verifica que en ellos se escucha o se usa música de repertorio de la SGAE?

– Normalmente comprobamos que se usa música pero hay un precepto en la ley en que la mera existencia de un aparato presupone su utilización. Lo que es prácticamente imposible es tener a una persona en cada lugar comprobando si se usa o no el repertorio de la SGAE. Así que si no usan esos aparatos lo que deberían hacer entonces es quitarlos, retirarlos del local”.

Sin embargo, la realidad dice todo lo contrario.

Estimo mucho a Óscar (ex Eructo del Bisonte y ex Palmera) en lo musical y en lo personal, pero ya le vale…

Share