Este lunes, a partir de las 13.00 horas, comenzará el debate digital entre internautas y bloggers con Marino Alduán, candidato al Congreso por la formación nacionalista Nueva Canarias. Finalmente no he recibido ninguna pregunta de los usuarios, así que mi aportación al debate se limitará a las cuestiones que tenía previsto plantearle a nivel personal y, claro, el seguimiento en vivo en el debate e intervención, si procede.

Ésto es lo que le he remitido y aparece ya en la página oficial:

“Hola, Marino, primero que nada felicitarte por la iniciativa y por tener en cuenta a la blogosfera dentro de tus iniciativas electorales. Eso sí, confiando en que no suponga más que un ademán oportunista y fomentes tu relación con la comunidad internauta como parte esencial de tu actividad política y personal.

Mis preguntas son las siguientes:

a) En un entorno de pensamiento y de mercado, dentro del ámbito de los derechos de autor, que evoluciona de forma vertiginosa hacia modelos de relación justas artistas-usuarios y hacia el reconocimiento del derecho al libre acceso a la cultura: ¿cuál es la postura de tu partido en torno al copyleft y la cultura libre?

b) Tomando en cuenta lo anterior, y considerando que en España no es delito la copia privada ni compartir archivos sin ánimo de lucro, ¿qué postura mantienen ante el canon digital y qué postura tienen ante las descargas en Internet y las redes P2P? Un saludo. Y gracias por la invitación”.

La iniciativa de Marino ha levantado un gran debate en la gofiosfera, con críticas que van desde el oportunismo a la utilización de la ‘imagen’ de los bloggers (ay, mi cabeza), pasando por lo ‘tradicional’ del formato escogido (como si hubiese un formato predefinido para debatir en la Red). Dado que es un debate que ni entiendo ni comparto, me limito a reiterar lo que siempre he dicho: quien promueve la ‘conversación’ ha de fomentarla allí donde tenga oportunidad. Y si es en el ámbito de sectores tan ajenos y tan poco sensibles con la Red, como es la política profesional, mejor todavía. La dialéctica es la máquina del progreso; el diálogo, su principal motor. Salvo imposiciones, agresiones o manejos intolerables, quien quiera dialogar o debatir conmigo, siempre me encontrará dispuesto. Mi ‘imagen’ está disponible para quien quiera 😛

Eso sí, la próxima vez Marino podría ahorrarse el calificativo de ‘importantes’ a la hora de calificar a los bloggers hacia los que dirige sus propuestas. Si algo bueno tiene la blogosfera es que todos y cada uno de sus miembros somos importantes. O, mejor dicho, lo importante es la blogosfera, los bloggers sólo contribuimos a ella. Quizás ésta sea la primera lección de todo aquel que se acerca a la Red: Internet es plural, libre, descentralizada y democrática. O no es nada… nada que me pueda interesar, al menos.

Share