Menos mal que alguien se decide a poner algo de humor en medio de la vorágine electoral:

“La empresa palentina Pipas Facundo ha mostrado hoy su desacuerdo con el Ayuntamiento de Palencia de prohibir que se tiren en la calle cáscaras de pipas al suelo al considerar que comer pipas, además de saludable, es “una buena afición para la juventud”.

“Villagrá [consejero delegado de Pipas Facundo] ha explicado que el Ayuntamiento de Zamora, “lejos de prohibir”, facilita al público durante el paso de sus famosas procesiones de Semana Santa bolsas de papel para depositar en ellas las cáscaras de pipas “con el único fin de que no se hagan daño los penitentes en sus pies descalzos, siendo admirable la sintonía entre los tambores y el leve chasquido de las pipas”.

No me digan que no es un crack. No te pierdas la noticia entera. Yo aún estoy recuperándome 😀

Share