Calzoncillos antiladillas

Están muy bien estos gayumbos, no digo que no, pero a mi gusto algo vulnerables. Yo les incorporaría un dispensador de antibabys, un surtidor de lubricante, algún tipo de espermicida, compuesto de antibióticos, fumigador open source, alguna cita de Rouco Varela, un detector de metales, dos o tres dosis de Viagra, paquete-bra y cinturón de castidad.

Lo bueno que tienen es que son desechables y no acaban perdiendo el elástico. Eso, y que sólo se venden en farmacias. A 6 euros el polvo.

Fuente: 20minutos.es

Share