En la provincia argentina de Salta andan exaltados por la grabación casual, dicen, de algo que parece ser un duende. O, mejor dicho, por al menos tres grabaciones casuales, dicen, de lo que parecen ser duendes. Así que para lo que el ser humano ha sido imposible durante toda su existencia, para algunos habitantes de esa provincia ha sido casi coser y grabar: dos duendes, completamente diferentes, haciendo de las suyas por calles y hogares.

En lo que a mí respecta sólo espero el momento de que alguien revele el ‘makeoff’ del hoax. Porque no digo yo que los duendes no existan, pero que yo sepa hasta ahora no han logrado materializarse más allá de la imaginación humana. Y menos de la guisa que aparecen en estos vídeos, a caballo entre un militante enano del Ku Kux Clan y un primo tonto de Chucky. Por lo pronto, la duendemanía de Salta arrasa en la prensa mayormente sensacionalista del planeta.

Algo, evidentemente, para tomárselo a risa:

Share