Daisuke Inoue

Neatorama nos entrega un emotivo artículo extraído del libro ‘In the begining‘ de Mental Floss’ en el que se nos aportan algunas claves de la historia del inventor del karaoke, Daisuke Inoue, el hombre que, a pesar de no saber cantar ni leer música ni aporrear un teclado mucho mejor que un niño de preescolar, dio vida a uno de los inventos más característicos de las últimas décadas. Daisuke, probablemente motivado más por su afán de comunicar que el de rentabilizar su obra al estilo SGAE o puede que también más despistado de lo aconsejable, se olvidó de patentar el invento y, consecuentemente, condenado a sufrir en silencio y en la pobreza el éxito de su criatura: un rédito económico de alcance incalculable.

Una historia de torpezas y de intentos de superación que lo llevaron a crear uno de los inventos más populares de la modernidad y que, sin embargo, acabaron relegando a su creador a un papel de mero friki visionario sin recompensa. El artículo está en inglés, pero bien vale la pena, si es menester, abrirte una pestañita con algún traductor decente para saborear lo mejor posible esta historia que pone en evidencia la voracidad e insensibilidad de esa misma industria que reclama a los cuatro vientos la protección del autor cuando, en realidad, sólo clama por su cuenta de resultados.

NOTA: No entendemos la contradicción entre la categoría de ‘cantante’ que le otorga la Wikipedia en español a este hombre y el relato que nos proporciona Neatorama.

Share