“Quienes me conocen ya saben el conflicto laboral en el que me veo inmerso desde hace unos meses. Desde hace ya nueve años trabajo como bibliotecario en el Ayuntamiento de Oviedo. Soy uno de los 12 bibliotecarios que tiene el consistorio, algunos de ellos con más de 15 años de servicio ininterrumpido. Sin embargo el día 30 abril el ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, prescindirá de todos nosotros. ¿Los motivos? Nadie los sabe, pero todos los sospechan”.

“En realidad no somos los únicos, otros servicios municipales han despedido también a sus trabajadores en estos meses. En la mente de todos está la multa millonaria que el ayuntamiento tiene que pagar por no haber hecho las cosas bien en una expropiación que llevó a cabo hace años. Hay que sacar dinero de donde sea, aunque eso afecte al correcto funcionamiento de los demás servicios. Supongo que el perfil progresista que tenemos la gran mayoría de los bibliotecarios no habrá influido en la decisión, pero vaya usted a saber…”

Toda mi solidaridad con el colectivo, del que forma parte mi buen amigo y blogger Guillermo Carvajal. Ánimos y fuerza en la batalla.

Toda la información en La Brújula Verde.

Share