‘Ana’ y ‘Mía’ son las palabras en clave de ‘anorexia‘ y ‘bulimia‘ en los sectores que se dedican a promover estas dos horribles enfermedades. Marcelino Madrigal ha escrito un interesante post en el que pone al descubierto la cantidad de blogs ‘admiradores’ de Ana y Mía presentes en servicios como Blogger o BlogDiario, tan dados a suspender cuenta por motivos más bien nimios, sin que los responsables de los mismos hagan nada al respecto.

Hay que dejar claro, por si hace falta, que la promoción, enaltecimiento o condescendencia con estas enfermedades no es en absoluto un asunto de opinión o libertad de expresión, sino todo un atentado contra la integridad física y psicológica de quienes las padecen o ven en ellas la solución a sus problemas, en su mayoría adolescentes menores de edad que se confunden o a quienes se confunde deliberadamente.

Es necesario también dejar claro, como hace Marcelino también, que este tipo de sitios excede no sólo los dos servicios mencionados, sino incluso la propia blogosfera, con cantidad de páginas y foros dedicados a tal fin. En este marco, hay servicios que actúan en consencuencia y otros que se aferran a la intervención judicial.

Share