Este vídeo lo deja meridianamente claro:

“Son confinados en zulos, forzados a “bloggear hasta que caen rendidos” a cambio de algo de pan y Red Bull. Descubran a las víctimas de la avaricia y los bajos fondos de la Web 2.0, ésas que le sirven cada día los RSS a la mesa”.


Pero, por si te quedan dudas, no te pierdas lo que nos cuenta Esther en Atarecos.

En ambos casos, ‘periodismo de investigación’ en estado puro. Contra eso no se puede luchar. Admitámoslo y punto 😀

Share