Aplicación de la policía de Manchester en Facebook

Dos noticias recientes evidencian que, mientras en España aún seguimos planteándonos si la Red es buena o es mala y si los políticos deben o no moverse por ahí, en Inglaterra los órganos oficiales se han puesto las pilas y están convirtiendo las web 2.0 en una herramienta de primer orden para la difusión de sus ideas o como método de trabajo.

Por un lado, tenemos el canal DowningStreet en Twitter:

“The official twitter channel for the Prime Minister’s Office based at 10 Downing Street”,

el canal oficial del gabinete del primer ministro, con vocación de comunicación directa entre el Gobierno y los ciudadanos.

Y, por otro, el uso que está haciendo la policía británica de servicios como Facebook o YouTube, generando programas que les sirven para informar a los ciudadanos y recabar testimonios sobre delitos sin que, dicen, se recurra a la vulneración de la intimidad de los usuarios. Aunque no todos lo ven tan claro. Entre ellos, yo.

¿Recuerdas eso de ‘ten cuidado con los datos que ofreces en las redes sociales’? Pues, eso.

En cualquier caso, dos pruebas más de que el futuro pasa por la Red y de que los que continúan anclados en el pasado tienen poco ya que decir o decidir al respecto.

Share