Microsoft ha comenzado a distribuir el Service Pack 3 de Windows XP entre los fabricantes de ordenadores y se espera que a principios de verano esté disponible también dentro del servicio de actualizaciones automáticas y como descarga en la web oficial. En principio, se trata sólo de una recopilación de las actualizaciones lanzadas después de la liberación de Service Pack 2, aunque también incluye algunas novedades que, según afirma la propia compañía:

“do not significantly change customers’ experience with the operating system”

“No cambian sustancialmente la experiencia del usuario con el sistema operativo”


Entre esas nuevas funcionalidades (PDF) se encuentran la Network Access Protection (NAP), “para ayudar a las organizaciones que usen Windows XP a sacar partido de las ventajas del sistema operativo Windows Server® 2008 o el Black Hole Router
Detection.

Definitivamente da la impresión de que Microsoft ha desechado la idea de abandonar XP a su suerte en beneficio de Vista. De hecho su plan de desarrollo caducaba el pasado enero, y ya ven.

Share