Ya es oficial. Microsoft ha retirado su oferta de compra de Yahoo! Para los defensores de una Internet plural, ésta es una buena noticia, al menos de momento. Lo que ya no tengo tan claro es que sea demasiado buena noticia para la propia Yahoo!

En principio, sí lo es o, al menos, debería serlo. Y en cualquiera de las dos vías que ahora se abren: 1) la andadura en solitario, y 2) apoyos más o menos vinculantes de Google.

En la primera de ellas, Yahoo! tiene ante sí un delicado reto, demostrar que es capaz de superar el inmovilismo que la ha caracterizado en los últimos años, crecer y permanecer como una de las grandes de Internet. Este proceso en absoluto comenzó con la oferta de Microsoft. Meses atrás ya se habían producido los movimientos necesarios para la recuperación. La oferta de compra llegó precisamente en el inicio de ese proceso y, como mucho, ha ayudado a espolearlo. Pero no será fácil, Yahoo! tendrá que hacer gala de todo el talento de sus desarrolladores y equipos de marketing para refundar el proyecto y diseñar alternativas sostenibles. Parte de una situación privilegiada, pero tiene ante sí un mercado cada vez más complejo y competitivo que no tolerará nuevos baches ni errores de consideración.

La segunda de las vías se puso al descubierto durante la negociación con Microsoft. El apoyo de Google a su ‘independencia’ ha ido derivando hacia colaboraciones concretas y hacia una corriente de simpatía entre ambas empresas. Mi impresión es que esta colaboración no ha hecho más que comenzar y que, a poco que se resienta la ‘opción independiente’ de Yahoo!, y Google se lo proponga, puede acabar en proceso de fusión o adquisición. Como he expresado en otras ocasiones, en ese caso no habríamos ganado nada. Que Yahoo! caiga en manos de Goole o Microsoft supone prácticamente lo mismo. O peor. A Microsoft la compra de Yahoo! le podría haber servido para ‘aprender’ algo de web 2.0 y de auténticos servicios y herramientas online. A Google sólo le servirá para expandir aún más su imperio. Simpático y popular, pero imperio, al fin y al cabo.

Yahoo! se queda sola ante el ‘peligro’. Pero bendito ‘peligro’ ése al que llaman libertad.

Vía: Slashdot

Share