El \'Assalama\', medio hundido

Ha vuelto ha ocurrir, y llueve sobre mojado. Hay una máxima básica (si me permite la contradicción) en la comunicación corporativa: en la gestión de una crisis ni te escondas ni mientas. Hay una máxima básica de la libertad de expresión e información: la publicidad no debe convertirse jamás en chantaje. La naviera Armas ha estado saltándose la primera desde que el pasado miércoles uno de sus barcos naufragara cerca de la costa de Tarfaya, dejando a decenas de pasajeros en tierras marroquíes. Ayer terminó por saltarse la segunda, retirando su publicidad de ‘Canarias7’ sin mayor explicación, aunque todos nos hacemos una idea.

Canarias7.es fue el primer medio en dar la noticia. Fue también el primero en recibir información en primera persona de los náufragos, con testimonios realmente alarmantes que, desde un principio, no fueron del gusto de la naviera. También fue el que cuestionó a través de testimonios directos, aunque publicó escrupulosamente, las versiones y los comunicados oficiales de la compañía. Fue también el que desplazó un equipo a Tarfaya y El Aaiún para informar ‘in situ’ de lo que estaba ocurriendo. Y es también el que continúa informando puntual y rigurosamente de cuanto acontece alrededor de esta tragedia.

Por lo demás, ni más ni menos que cualquiera, que diría Sabina. Todos, absolutamente todos los medios regionales (a los nacionales parece que no les interesa, o les interesa poco, el naufragio de un buque con españoles a bordo) se han hecho eco del accidente y casi todos en la misma línea que ‘Canarias7’ y Canarias7.es.

Nuestro director lo explica perfectamente. Pardellas lo cuestiona de forma magistral. En El Aaiún permanecen 68 personas, algunas de las cuales lo han perdido todo en el naufragio, a la espera de una solución. Nosotros nos sentimos castigados por realizar nuestra tarea y ejercer un derecho constitucional. Pero, la verdad, no creo que ninguna publicidad merezca tanto la pena.

Foto: Gerardo Montesdeoca

Actualización (07 may-23.33 h): El director nos ha comunicado hoy que Armas ha decidido reponer la publicidad en el periódico. Al parecer, también ha alcanzado un acuerdo con los afectados. Nos alegramos de que todo vuelva a su cauce. Nosotros seguimos informando.

Share