Postales de guerra

“A principios del siglo XX, Kodak introdujo las cámaras con película de carrete, permitiendo que cualquier pudiera sacar sus propias fotos de forma sencilla; se desataba la fiebre de la postal, justo también en el momento en que en la frontera entre México y EEUU comenzaba a fraguarse una revolución. En 1910, la revolución mexicana era ya una realidad y una multitud de fotógrafos aficionados se lanzó a inmortalizar esa guerra sangrienta y, en algunos casos, transformando sus negativos en postales que luego ponían a la venta”.

Fuente: project b

Vía: Boing Boing

Share