Twitter lleva caído ya un par de horas y siento como si estuviera sólo en la Red. La cosa debe de ser gorda porque ni siquiera han tenido oportunidad de colocar al gato de turno explicando la situación. Noto como si el viento levantara una polvareda de bytes y las aulagas de la conversación rodaran rumbo al desierto. No estamos solos, pero sí más callados.

Actualización inmediata: el dios de la Red ha escuchado mi oración. Twitter ha vuelto 😀

Share