Porno 2.0

Bill Trancer lo tiene claro: Internet ha dejado de ser la Meca del porno para pasar a ser el reinado de las redes sociales. Vamos, que eso de que ‘Internet is for porn‘ ha pasado a la historia; ahora ‘Internet is for talk’. Eso, al menos, es lo que defiende en su libro ‘Click: What Millions of People are Doing Online and Why It Matters‘ (‘Click, lo que millones de personas hacen online y por qué importa’), basándose principalmente en la cantidad de búsquedas de términos relacionados.

Puede que lo que sostiene Trancer sea verdad, y es sobre todo muy posible entre la juventud internauta, que es el sector que predomina en la Red; pero basar toda una teoría de estas características en el uso de buscadores puede derivar en falsas conclusiones. Por ejemplo, es posible que la gente busque menos porno simplemente porque ya saben a dónde dirigirse en caso de necesidad, cosa que no ocurría hace apenas unos años, cuando predominaba el porno de pago y los sitios fraudulentos.

Es posible que la gente busque menos porque la gente ha cambiado y, efectivamente, Internet haya dejado de convertirse en una maquinita dirigida a satisfacer las necesidades básicas de sectores más o menos reprimidos o necesitados para dar paso a esa gran herramienta de comunicación para la que fue concebida.

Y es posible también que, sencillamente, el porno también se haya vuelto ‘social’, y que ande camuflado, tanto en las redes sociales genéricas, como en ‘plataformas 2.0’ creadas expresamente para esta función.

Pero centrémonos en la tesis de Trancer para ver, por ejemplo, que si sólo comparamos porno con red social podemos obtener un resultado sesgado. Porque, ciertamente, una búsqueda en Google Trends entre ‘Facebook’ (he recurrido a un servicio en concreto porque términos como ‘social’, ‘red’ o ‘network’ resultaban poco relevantes) y ‘porn’ deja las cosas muy claras:

Desde el último trimestre de 2007 el crecimiento de Facebook ha sido impresionante.

Gráfico 1.- Desde el último trimestre de 2007, 'Facebook' se impone a 'porn'.

Sin embargo, ¿quiere decir eso que la Red se ha vuelto social? Es decir, ¿que el principal uso de Internet son las redes sociales? ¿Y qué pasa, por ejemplo con otras áreas de relieve? Recurramos de nuevo a Google Trends:

Facebook acaba de alcanzar el liderato, pero descargas y juegos siguen en el top.

Gráfico 2.- Facebook alcanza el liderato, pero descargas y juegos siguen en el top.

Como ven, hemos añadido ‘games’ y ‘download’ a la comparativa y los resultados son muy interesantes:

  1. El porno ocupa el último lugar, pero continúa creciendo.
  2. La escalada de Facebook se hace mucho más evidente, especialmente a partir del último trimestre de 2007.
  3. Las búsquedas de descargas experimentan un sostenido, pero franco descenso. Así y todo, siguen siendo prácticamente igual de relevantes que las de Facebook.
  4. Los juegos crecen de forma sostenida, con algún pico, pero su línea estable se sitúa prácticamente al mismo nivel que el porno.

En otras palabras, con matices, parece que se confirma la tesis de Trancer, no sólo con respecto al porno, sino a otros sectores importantes. Pero, ¿y si añadimos a la comparativa otro monstruo de la Web 2.0 y de la red social?:

YouTube arrasa directamente en un crecimiento proporcional al de Facebook.

Gráfico 3.- YouTube arrasa en un crecimiento proporcional al de Facebook.

Entonces la comparación se vuelve odiosa. YouTube casi se sale del gráfico, en una curva muy similar, salvando las diferencias, a la de Facebook. De hecho, son las dos únicas búsquedas cuyo crecimiento resulta espectacular.

¿Pero, entonces, todas la redes sociales experimentan un crecimiento similar? Probemos con algunas de las más populares:

Como se puede observar, no todas las redes crecen ni todas al mismo ritmo.

Gráfico 4.- Como se ver, no todas las redes crecen ni todas en la misma proporción.

Nuestro gozo en un pozo. Mientras el éxito en las búsquedas de Facebook y YouTube es incuestionable, la situación de otras ‘estrellas’ del panorama como Flickr y Twitter es, en comparación, ridícula. Otro monstruo en usuarios como Orkut se mantiene dentro de su decadencia. Si quieres sustituir Orkut por MySpace, el resultado es similar. Y, si quieres cambiar ‘porn’ por ‘sex’, también algo parecido.

Entonces, ¿qué ocurre? ¿Internet es social o sólo es de ciertas herramientas sociales? ¿La comparativa en base a búsquedas es un argumento realmente significativo? ¿Que Flickr y Twitter estén muy por debajo de Facebook y YouTube significa que su éxito es menor? Posiblemente sí, en usuarios y en tráfico.

Pero aquí viene lo bueno. Por razones de léxico, nos hemos visto obligados a desgranar la red social en sus distintas expresiones, mientras que para el resto de búsquedas hemos utilizado genéricos: ‘porn’, ‘games’, ‘download’. Ya hemos visto que, de por sí, algunos servicios son capaces de competir contra esas generalidades e incluso, en el caso de YouTube y casi de Facebook, ganar por goleada. Si unimos el potencial de todas esos servicios aislados y le añadimos otros términos relacionados con la ‘conversación’ como ‘blog’, ‘weblog’, ‘wiki’…, parece bastante claro que, efectivamente, en lo que a búsquedas se refiere, la Red es eminentemente social.

¿Pero realmente indica eso que el porno ha comenzado a retroceder? No sería yo tan concluyente, desde el momento en que hasta el propio porno ha comenzado a hacer uso del enorme potencial de la Web 2.0.

Is Internet for talk? Web porn, too 😉

NOTA: Como ejercicio de agudeza periodística, recomendamos comparar los resultados de las búsquedas (parte superior) y de las referencias en medios de comunicación (parte inferior) en los gráficos 2 y 3, donde se observa que, a pesar de las tendencias en las búsquedas de los usuarios, las preferencias de los medios se han mantenido centradas, de forma estable, en los juegos.

[poll id=”5″]

Share