La interpretación de la noticia no es un defecto del periodista, es el compromiso que adquiere como tal. Si el periodista se limitase a ofrecer datos no sería periodista; sería, a lo sumo, notario o amanuense. El periodista no es el medio a través del cual nos llega la noticia, es aquel que se desvive por comprenderla, analizarla, cuestionarla, contrastarla, asimilarla, enriquecerla, desarrollarla, explicarla, justificarla y compartirla con la sociedad. ¿Es eso posible en la era digital? ¿Es eso posible en la era del mileurismo?”

(Extensísimo proverbio occidental)

Share