Sí, yo también lo recuerdo (creo) tal cual el vídeo. Era tan enano que las imágenes apenas si se me aparecen más allá de los documentos, pero el sonido resulta, sencillamente, inolvidable:

Phil Trim vive en una pensión. Vino a España en los años 60, procedente de la isla de Trinidad. Tiene un problema de memoria y trabaja de guardia de seguridad. No le quedan ahorros, y debe hacer jornadas de 12 horas para poder ir tirando.

Phil Trim tiene 67 años. El tiempo ha hecho mella en su rostro, pero, aún así, aparenta menos edad. Quizá sea porque es extremadamente amable y sencillo. Sonríe todo el rato y no esconde ningún atisbo de resentimiento en su corazón”.

Más sobre esta historia, en Menosprecio de corte y alabanza de aldea. ¿Y la SGAE, qué dice a todo esto?

Share