Lo dice un informe de la compañía de seguridad Webroot: los hackers del lado oscuro (spam, phishing, inyección de malware…) están utilizando Google Trends para detectar las búsquedas más populares y, a continuación, montarse blogs y web repletos de esas mismas palabras clave. Aunque, bien visto, la noticia sería que no lo hiciesen (vía Mashable).

Share