Me ha parecido simpático este post de Lawrence Lessig donde da cuenta de la respuesta de la oficina de campaña de McCain sobre un requerimiento suyo solicitando apoyo para que los vídeos de los debates de los candidatos a la presidencia de EEUU pasaran a dominio público, tanto en cuanto la ciudadanía tenía derecho a referenciarlos y analizarlos libremente (“montar debates sobre los debates”).

La respuesta (PDF):

Apoyamos su propuesta de que aquellos que poseen los derechos sobre el vídeo del debate los cedan al dominio público. No obstante, los titulares de los derechos deberían tener garantizado al menos el uso no comercial del vídeo, para que de este modo las falsas reclamaciones por derechos de autor no enturbien el debate público”.

Lo que, a mi entender, en la práctica se traduciría en una licencia Creative Commons BY NC SA 😀

Share