A colación de la campaña blogosférica contra la pornografía infantil iniciada por La Huella Digital y Vagón-Bar, Soitu publica un artículo en el que cuestiona acerca de la efectividad de las cibercampañas. Su autora, Delia, me llamó esta mañana y estuvimos charlando un rato acerca de mi opinión al respecto. Mi idea se puede resumir de esta manera: me parecen útiles, pero si se utilizan mal o no van acompañadas de acciones efectivas, corren el riesgo de acabar convertidas en simples memes.

En el artículo se recoge también el parecer de Jaime Rubio (La Decadencia del Ingenio), Nacho de la Fuente (La Huella Digital) y Xavier Iglesias (Ikaste Akademia). A continuación te dejo los párrafos en los que intervengo:

Manuel M. Almeida reconoce que ha participado en “muchísimas” cibercampañas y considera que “siendo los blogs un medio de comunicación libre es normal que se produzcan”. El autor de Mangas Verdes distingue entre las consolidadas (como el Blog Day o el Blog Action Day) y aquellas puntuales, en apoyo o protesta de una cuestión concreta. Considera que cada vez hay más, sean de temas sociales, políticos o reivindicativos (…)

Pero, ¿hasta qué punto son efectivas estas campañas? “Está muy bien que la gente se exprese, pero creo que si se queda simplemente en palabras bonitas pueden convertirse en un ‘meme’ más”, explica Almeida. “Puede ocurrir igual que en los supermercados y en los bares, donde la gente se queja pero no hace nada“.

Y tú, ¿qué opinas?

[poll id=”13″]

Share