Al final, sí que va a ser cierto eso de que ‘no es tan fiero el león (o leona) como lo pintan‘. Bravo por el pequeño jabalí berrugoso, todo un Pumba en potencia 😀

Vía: Blame it on the Voices

Share