Captura de una secuencia de mis referers en el día de hoy.

Captura de una secuencia de mis referers en el día de hoy.

En realidad, hablamos de un ‘efecto Menéame’ diferido, de una carambola, pero que ilustra de forma clara los mecanismos que conforman la ‘conversación’ y la estructuración de la información-comunicación en la blogosfera y su extensión a las redes sociales, siempre y cuando se respetan algunos de sus elementos básicos: copia, enriquecimiento y cita-referencia.

La ‘timeline’ del fenómeno es la siguiente:

  1. Publico en Mangas Verdes un escueto post reproduciendo las torpes y provocadoras declaraciones de Teddy Bautista sobre el canon (tomadas de eleconomista.es, debidamente citado).
  2. Un comentarista anónimo responde a Teddy emulando las formas de su propia declaración.
  3. El comentario me parece brillante y no dudo en compartirlo en Twitter.
  4. Enrique Dans publica su propio post al respecto, dando protagonismo al comentario en Mangas Verdes. Citando el original (referencia), pero transformando el comentario (copia) en objeto mismo del post (enriquecimiento).
  5. El post de Enrique es meneado y llega a portada (628 meneos a estas horas).
  6. Vía Enrique experimento, probablemente con igual intensidad que él mismo, el ‘efecto Menéame’ de su post.

Independientemente de los ‘efectos’, me interesa destacar el proceso mismo de comunicación en la Red, impensable en el periodismo tradicional. La noticia original en elconomista.es acaba difundiéndose de forma masiva enriquecida con la respuesta de un internauta anónimo, que adquiere igual o mayor protagonismo que la propuestas inicial, y todo esto a través del mecanismo de la ‘conversación’, distribuyéndose la audiencia o el feedback de la misma entre todos los nodos participantes (eleconomista.es, Mangas Verdes, Enrique Dans, Menéame…). Fascinante.

Share