Lo que está claro es que hay que respetar los derechos de autor. Eso es algo sagrado. A nadie se le ocurriría robar una patente. Eso es piratería y es robo de la propiedad intelectual e industrial. Tenemos que atajarla y ya, no podemos competir con China por ser los primeros en el ranking de piratas en el mundo. Eso es una vergüenza para nuestro país. En los colegios, habría que decir a ese niño que hace eso que también se lo pueden hacer a él. Quizá en el mundo debería ser todo gratis, pero no lo es. ¿Qué cambios haremos? Todavía no lo sabemos, pero sí afrontaremos esa batalla contra la piratería, que no sólo es esa gente vendiendo copias en la calle. Eso ya no es lo más grave, lo más grave es lo que pasa en Internet”.

Un ministro ignorante y fundamentalista, al margen del marco legal | publico.es

Vía: Banda Ancha

Share