Toma castaña. Ya decía yo que esto de los premios blogueros no podía traer nada bueno. Ahora va y resulta que el PP se destapa y propone nada menos que la creación del Premio Nacional del Blog, elevando esta humilde práctica ciudadana a cotas sólo alcanzadas por el cine, el teatro, la literatura o la bellas artes. ¿Pero no decían que los blogs estaban muertos? ¿No sería mejor un Premio Nacional de Facebook o del Microblogging? ¿Y no repetían los políticos que los bloggers éramos muy malos y había que regularnos? Yo es que con estas cosas me hago un lío.

Aviso a navegantes: en los premio nacionales no hay voto del público, así que no necesitas botón 😉

Share