Paisaje con copyright

Un tanto alucinado me he quedado con una noticia según la cual YouTube habría retirado un vídeo tras una denuncia del Patronato de Turismo de Gran Canaria por presunta infracción de ‘copyright’, al mostrar imágenes “no autorizadas” de la isla para la promoción de un acto en Tenerife:

EUROPA PRESS. El portal Youtube ha retirado el video que utilizaba imágenes de Gran Canaria para promocionar un evento en Tenerife, después de que el Patronato de Turismo grancanario exigiera legalmente la retirada del video, por la utilización fraudulenta de la imagen de la isla, informó hoy el Cabildo insular en un comunicado.

De esta manera, el presidente del Patronato, Roberto Moreno, manifestó que el video ya no está disponible a raíz de la reclamación de copyright realizada por el Patronato de Turismo de Gran Canaria. “Este es el mensaje que se puede encontrar desde el pasado miércoles 24 de diciembre en el vínculo de Youtube en el que figuraba un video de promoción de un evento deportivo que se va a desarrollar en la isla de Tenerife, y que utilizaba imágenes de playas de Gran Canaria para dicha promoción”, añadió”.


Y me llama la atención porque entiendo que este tipo de actividades bien pueden ser denunciadas ante la unidad de lucha contra el fraude (si tan grave se piensa que es) o directamente negociadas con los autores, pero en ningún caso ser objeto de denuncia por ‘copyright’. Y aún entiendo menos que YouTube atienda este tipo de reclamaciones sin demasiado sentido, porque entonces, de hecho, tendrían que ir pensando en eliminar ell 90% de los vídeos que tiene albergados. Porque ¿quién es el autor?, ¿quién el propietario?, ¿quién puede reclamar la propiedad intelectual de un paisaje?

Para cerciorarme bien de que mi idea no es equivocada, he estado indagando por ahí y parece que estoy en lo cierto: al menos en España, intentar aplicar el concepto de copyright o derechos de autor a un paisaje es, simplemente ridículo. Por algo tan sencillo como que el paisaje no tiene autor: en gran medida es obra de la naturaleza y, en menor grado, del ser humano. En cuyo caso se podría denunciar la utilización del alguna creación humana dentro de ese paisaje (arquitectura, escultura, pintura…), pero no el paisaje en sí mismo. Y esto sólo cuando no cumpla los requisito establecidos en el artículo 35 de la Ley de Propiedad Intelectual:

Utilización de las obras con ocasión de informaciones de actualidad y de las situadas en vías públicas.

1. Cualquier obra susceptible de ser vista u oída con ocasión de informaciones sobre acontecimientos de la actualidad puede ser reproducida, distribuida y comunicada públicamente, si bien sólo en la medida que lo justifique dicha finalidad informativa.

2. Las obras situadas permanentemente en parques, calles, plazas u otras vías públicas pueden ser reproducidas, distribuidas y comunicadas libremente por medio de pinturas, dibujos, fotografías y procedimientos audiovisuales”.

Sólo faltaba que los gobiernos se dedicasen ahora a reclamar su propiedad intelectual o ‘copyright’ sobre los paisajes y decidiesen cobrarnos un canon por si los vamos a fotografiar. O, peor aún, prohibir directamente que los fotografiemos o grabemos y procediesen a pedir la retirada de fotos y vídeos en masa en la Red. Ridículo, ¿no?

Puede que el consejero se haya explicado mal o haya un error en la transcripción de sus palabras. Y puede que YouTube haya retirado el vídeo no por ‘violación de copyright’ (no he encontrado el vídeo en cuestión porque en el artículo no se dan pistas), sino por fraude o algo similar, si bien todo parece indicar que ha sido por ese motivo. Pero, en cualquier caso, y mostrando nuestra oposición a prácticas tan poco transparente y manipuladoras como la utilización fraudulenta de paisajes, no vendría mal que tanto YouTube como el Patronato de Turismo de Gran Canaria nos aclarasen en qué se basó realmente la denuncia, qué entienden por ‘copyright’, derechos de autor o propiedad intelectual y de qué modo se puede aplicar todo eso… ¡a un paisaje!

Share