Se ha puesto en circulación recientemente un nuevo plugin para WordPress denominado DB Cache, que el autor vende como un plugin que cachea las consultas a la base datos, reduciendo significativamente éstas y, por tanto, el tiempo de respuesta y elo consumo del servidor, como más rápido que cualquier otro plugin de estas características basado en html y como el hack que hará que nos olvidemos de herramientas como WP-Cache o WP Super Cache, lo cierto es que presenta graves inconvenientes:

De entrada, no cumple la función para la que se supone ha sido programado. Sí parece reducir el número de consultas (o al menos así lo canta el contador), pero el tiempo de respuesta, lejos de disminuir, aumenta alarmantemente, según canta también el contador (<!– <?php echo get_num_queries(); ?> queries. <?php timer_stop(1); ?> seconds. –><!--formatted-->).

Pero, de salida, es aún peor:

  1. Provoca el colapso del servidor. No sé si por cuestiones derivadas del propio plugin o por colisión con algún otro hack instalado. En cualquier caso, algo que el desarrollador debería tener muy en cuenta antes del lanzamiento o, cuanto menos, advertirlo claramente.
  2. No puedes desactivarlo sin más, porque, por alguna extraña razón, si lo haces sin tomar en cuenta dos aspectos importantes, que tampoco se advierten en las instrucciones (desactivarlo primero en la página de opciones y dar permisos de escritura al desactivar a la carpeta wp-content), el plugin provoca comportamientos imprevistos que pueden volver a saturar el servidor o directamente hacer tu sitio inaccesible por un conflicto de código.

Esto me ha traído por la calle de la amargura estos dos últimos días, algo que seguramente habrás notado si eres lector habitual del blog o de algunos de los sitios que mantengo en la Red, aunque parece que ya está todo resuelto.

No digo que el plugin no tenga posibilidades en el futuro (no lo sé) ni que el autor haya actuado con mala intención (estoy convencido de que no), pero no es de recibo lanzar un plugin de características tan delicadas, tan atractivo por su sencillez de instalación y uso, sin haberlo comprobado suficientemente en varios entornos y, aún menos, publicitarlo con tanta algarabía (menospreciando a plugins tan válidos como los citados anteriormente), aún a sabiendas de los muchos errores que provoca, a tenor de lo que se puede leer en los propios comentarios de la página oficial.

Lo cuento, por si alguien se ve tentado. Para que no le pase igual.

Share