Spotify

Llevo un par de días probando Spotify, y estoy encantado. Por si aún no lo conoces, Spotify es la nueva herramienta de música que te permite buscar lo que quieras, escucharlo de inmediato y guardarlo en tu ordenador o compartirlo, aunque no el archivo en sí mismo, sino el enlace hacia el audio. Es muy versátil, rápido, de calidad más que aceptable, intuitivo y hace lo que uno espera, facilitarte el acceso inmediato a la música que quieres escuchar.

Aunque en teoría está en fase de beta privada con invitación, lo cierto es que puedes darte de alta sin problemas siguiendo este enlace. Una vez registrado en la web, tan solo deberás bajarte el programita a tu ordenador, y disfrutar como un enano.

Como aspectos negativos, he podido constatar un deficiente catálogo de música anterior a los noventa y frecuentes problemas de conexión que interrumpen el audio cuando menos te lo esperas, aunque esto no sé si achacárselo al programa o a Telefónica, en realidad.

No sólo puedes compartir canciones, sino también listas de reproducción. Y resulta tan fácil como arrastrar la pista a un mensaje de correo o a tu escritorio. Igualmente dispone de opción radio, con numerosos canales temáticos por estilos.

Una excelente alternativa a los programas que ya conocemos y que, como hemos leído ya por ahí, no sabemos si será objeto a corto plazo de las iras de los talibán del copyright.

Share