A través de Menéame y 0777, veo que se están recogiendo firmas para la retirada del audio del dichoso anuncio del test de la muerte. En mi opinión, se equivocan al remitirlas a la empresa (que está en todo su derecho de hacer lo que estime oportuno), cuando en realidad debe dirigirse a Google, que es quien tiene contrato con los webmasters y debería velar por la ‘calidad’ de sus anuncios. Aunque siempre es bueno que la gente se mueva y proteste por estos desmanes.

Share