Si los argumentos a favor de la legalidad y valor del P2P son ya abrumadores contra el falaz y manido argumento de la ‘piratería’ que enarbolan los sectores interesados y políticos conniventes, iniciamos 2009 con otra de esas reflexiones aplastantes que, no por bien conocidas y señaladas ya en múltiples foros, no deja de sorprender verlas en la boca de un juez. Ha ocurrido en EEUU, en un juicio que ha ganado la RIAA en una demanda por “infracción de derechos de autor” contra Daniel Dove. Sí, el juez da la razón a la RIAA (en EEUU ese aspecto legal está aún en discusión), pero advierte claramente:

Aquellos que descargan películas y música gratis no necesariamente las comprarían a su precio de venta (…) Equiparar cada descarga con una pérdida de venta es erróneo y las compañías afectadas por la piratería no puede reclamar compensaciones basándose en este supuesto”.

Pues, eso.

Share