Y es que otros «pícaros», conscientes de la desinformación que los coplistas gaditanos tenían en cuestiones de propiedad intelectual, se apresuraron a inscribirse como autores de obras ajenas en la SGAE, que desde hace años recauda los derechos de esas piezas en nombre de falsos compositores. Así lo denuncia la Asociación de Autores del Carnaval de Cádiz, cuyo presidente, Paco Cárdenas, explica a este periódico que «en este mundo, como en todos, existe la picaresca”.

La SGAE cobró varios años derechos por autores falsos‘, por Alberto García Reyes en lavozdigital.es

Share