Alemania no se unirá a la corriente reaccionaria de lucha contra el P2P a través de la denominada ‘ley de los tres avisos’ o ‘modelo Sarkozy’, que pretende suspender la desnonexión de Internet a los usuarios que compartan cultura, aunque para ello se vulneren derechos fundamentales. El Gobierno español, que anda deshojando la margarita entre sus compromisos con el interés particular de la industria y sociedades gestoras de derechos, y el interés general de la ciudadanía, debería tomar buena nota de la argumentación alemana:

la desconexión a Internet conllevaría amplios problemas jurídicos, acordando en su lugar trabajar con los proveedores de contenidos para promover licencias de uso más sencillas y mayor número de opciones de descargas “legales”.

La secretaría de Justicia del país teutón piensa que la ley de los tres avisos es inapropiada para Alemania y para el resto de Europa, considerándola como “muy problemática” debido a las implicaciones jurídicas y políticas. “La primera vez que desconecten de Internet a un ciudadano en Francia, se van a escuchar las protestas hasta en Berlín”

Share