Si Cebrián pide ayuda al Gobierno para que la prensa (las empresas periodísticas) pueda superar la crisis, ¿por qué no voy a pedirla yo para los blogueros, que somos la hermana pobre del periodismo digital, ciudadano o 3.0 (y a donde van a parar la mayoría de los periodistas despedidos)? Y, además, con los mismos argumentos:

No con ayudas a la blogosfera, sino con reglas de juego que sean más viables y favorecedoras al mantenimiento de este sistema de comunicación esencial para la democracia”.

Digo. ¿Alguien más se apunta? Parece que hay barra libre.

Share