Lo vi hace ya unos días en Pixel y Dixel, pero no quería dejar de incorporarlo a mi sección de vídeos: un aterrizaje ‘imposible’ en el aeropuerto de Bilbao durante el pasado temporal, con vientos que llegaron a sobrepasar los 100 kilómetros por hora. El piloto, un crack en la ejecución de la maniobra prevista para estos casos.

Share