Parece claro que la Red es para quien se la trabaja; y el sentido del humor, una condición indispensable para casi todo, incluso para avanzar en los retos de la política 2.0. Si no estás muy al tanto del tema, tienes una buena explicación en elcorreodigital.com.

Share