No, no es que nos hayamos vuelto bebéfagos, la cosa va de reproducción asistida a gusto del consumidor (y dale, padres quiero decir), dando cuenta de esta noticia que hemos encontrado en Novedades Científicas:

El director de la cadena de clínicas de reproducción asistida estadounidenses The Fertility Institutes, asegura en menos de un año los padres que se sometan a un tratamiento de reproducción asistida podrán no sólo elegir el sexo de su futuro bebé y asegurarse de que esté libre de enfermedades, sino también conseguir, con un 80% de posibilidades, que tengan un determinado color de ojos o de pelo”.

Imagen vía:El bebé perfecto‘, Jill Stanek

Share