Imitando la heroica, y no obstante singular, determinación de Jerry Jalava, el psicólogo de X, notable político que prefiere mantenerse en el anonimato, ha procedido a recomendarle un implante de pendrive en el cerebro:

Ya que ha perdido toda facultad para el raciocinio, al menos así podrá llevar sus mp3 donde quiera”

Inspirado en elmundo.es

Share